Argentina y Paraguay confirmaron sus jugadores para la Copa America 2011

Tal como lo había anunciado, Sergio Batista confirmó este sábado la lista definitiva de la selección argentina para disputar la Copa América 2011. Entre los 23 jugadores que integran la nómina no aparecen el defensor de Boca Juniors Luciano Monzón, y los volantes Diego Valeri (Lanús) y Enzo Pérez (Estudiantes de La Plata). De esa forma, el único futbolista de los 23 que se desempeña en el torneo local es el arquero de River Plate, Juan Pablo Carrizo.

La principal duda era la presencia del jugador del Inter de Milán Diego Milito, que finalmente sera uno de los siete delanteros del plantel, ganándole la pulseada a Pérez. La desafectación de Monzón y Valeri era previsible debido a la recuperación de los lesionados Marcos Rojo y Esteban Cambiasso.

Batista dispondrá de tres arqueros, siete defensores, seis mediocampistas y siete delanteros para armar su propuesta ofensiva con el dibujo táctico 4-3-3 en su primera competencia oficial desde que está en el cargo.

El seleccionado local, cabeza de serie del Grupo A, debutará ante Bolivia, el viernes próximo a las 21.45 en el estadio
Ciudad de La Plata. Posteriormente, jugará ante Colombia en la cancha de Colón de Santa Fe, el miércoles 6, y cerrará el grupo frente a Costa Rica, el lunes 11 en Córdoba.

La lista definitiva es la siguiente: Juan Pablo Carrizo, Sergio Romero, Mariano Andújar; Ezequiel Garay, Pablo Zabaleta, Nicolás Burdisso, Gabriel Milito, Javier Zanetti, Nicolás Pareja, Marcos Rojo; Esteban Cambiasso, Javier Mascherano, Lucas Biglia, Ever Banega, Fernando Gago, Javier Pastore; Lionel Messi, Angel Di María, Gonzalo Higuaín, Carlos Tevez, Sergio Agüero, Ezequiel Lavezzi y Diego Milito.

Los 23 del “Tata”

Gerardo Martino presentó la lista final de jugadores que acudirán al torneo que comenzará el 1º julio en Argentina. La nómina incluye a las principales figuras guaraníes, incluyendo a los delanteros Lucas Barrios, Roque Santa Cruz y Nelson Haedo Valdez. El plantel definitivo es muy similar al que alcanzó los cuartos de final del Mundial de Sudáfrica 2010.

“La Copa América es un torneo corto y vamos con ganas de llegar a la final. El plantel está mentalizado para ese objetivo”, expresó Martino, quien explicó que la posibilidad de convocar a un 23er jugador, le abrió la puerta al arquero de Racing, Roberto Fernández. “Después están todos los que vienen jugando en clubes del exterior y algunos destacados de la liga local como el goleador de Olimpia Pablo Zeballos”, agregó el “Tata”.

Paraguay integra el Grupo B y debutará el 3 de julio contra Ecuador en Santa Fe. El 9 se enfrentará con Brasil en Córdoba, y cerrará la primera etapa el 13 de julio contra Venezuela en Salta.

La lista definitiva es la siguiente: Justo Villar, Diego Barreto, Roberto Fernández; Paulo da Silva, Marcos Cáceres, Antolín Alcaraz, Darío Verón, Iván Piris, Aureliano Torres, Elvis Marecos; Víctor Cáceres, Cristian Riveros, Néstor Ortigoza, Jonathan Santana, Enrique Vera, Edgar Barreto, Marcelo Estigarribia; Lucas Barrios, Nelson Haedo Valdez, Osvaldo Martínez, Roque Santa Cruz, Hernán Pérez y Pablo Zeballos.

River Plate Argentino descendio a la B . Historico

A River no le quedaba otra que salir a buscar el partido, que imponerse dentro de la cancha y tirarle toda su historia a Belgrano en el césped del Monumental. Así, con ese manojo de nervios que era el estadio de Nuñez, “El Millonario” se encontró a los seis cinco minutos de juego con un gol que lo bañó de ilusión. Pero claro, a este equipo de Juan José López todo le cuesta y por eso, hasta segundos antes de ese desaforado grito, tuvo que sufrir.

A los cuatro minutos, un tiro libre envenenado del mediocampista César Mansanelli en busca de centro, terminó en el arco de Juan Pablo Carrizo. El gol enmudeció al Monumental, pero el árbitro Sergio Pezzotta, a instancia de su asistente, invalidó el gol por dos jugadores de Belgrano que estaban un pasito adelantados, tapando la visión del arquero. Inmediatamente, a la salida de esa jugada, la pelota terminó en los pies de Mariano Pavone, que paró la pelota y en la medialuna del área sacó una media vuelta rasante que se clavó abajo, para el 1-0.

El gol maquilló las falencias de River y desnudó las de Belgrano. Sin llegar y sin el poder de la pelota, “El Pirata” sólo atino a conservar la calma y se aferró a aguantar los embates de un “Millonario” que iba con más adrenalina que otra cosa. Hasta los 30, River construyó dos situaciones claras de gol, ambas en la misma jugada. Primero fue Pavone, que remató al pecho de Olave cuando la jugada pedía un poco más de sutileza por el poco ángulo, inmediatamente, el uruguayo Juan Manuel Díaz conectó de cabeza un centro milimétrico de Walter Acevedo y la pelota se perdió apenas alta.

River jugó la mejor media hora del semestre, con llegadas, cambio de ritmo y fogosidad de tres cuartos de cancha en adelante. Belgrano fue muy tibio, sólo atinó a aguantar ese vendaval riverplatense. A Franco Vázquez no le llegaba la pelota y César Pereyra no encontraba espacios para explotar su velocidad. En el equipo local se utilizaban bien las bandas, aunque a veces se abusó de los centros.

El primer tiempo se fue con un River que terminó lejos del arco de Olave. En los últimos 10 minutos sintió el frenético ritmo que impuso en la primera parte. Los de Ricardo Zielinski, por su parte, no supieron aprovechar ese bajón rival y se conformaron sólo con esperar el pitazo de Pezzotta, de una pobre labor en esos primeros 45 minutos.

En el segundo tiempo no hubo demasiadas variaciones. River salió a pararse en campo rival y Belgrano a encontrar alguna contra que lo acercara a su desafío de llegar a Primera. Con poco y tras una contra que agarró mal parado al “Millonario”, la pelota le cayó a Pereyra que corrió veinte metros, completamente solo, para enfrentarse a Carrizo. El delantero quizó colocar la pelota sobre el cuerpo del arquero y el balón se perdió afuera. Increíble. En esos pocos segundos que duró la jugada, el silencio en El Monumental fue sepulcral.

Belgrano sintió que podía encontrar espacios, que podía lastimar de contra y se animó un poquito más ante un River que mermó su velocidad, algo que era previsible por la gran intensidad que expuso en el primer tiempo. Así, a los 13 un pelotazo al área de River terminó en pesadilla. Desconcierto entre Juan Manuel Díaz y Alexis Ferrero, la pelota cayó mansa en los pies de Guillermo Farré que le pegó de aire. La pelota pasó sobre los pies de Carrizo y estalló en la red, para la locura de la tribuna visitante y el mutismo de los locales.

El gol fue un balde de agua fría para la esperanzas de River, que mermó velocidad, rendimiento y, con media hora por jugar, debía hacer otra vez dos goles. A los 17’, un penal infantil de Cristian Tavio, le dio una nueva oportunidad al equipo de Juan José López. Pavone se hizo cargo, pero su remate, potente, se encontró con un enorme Olave. Si algo le faltaba a River, era volver a lidiar con su poca suerte.

Tras el penal el juego tomó un rumbo distinto. Belgrano se agrando dentro del campo y vulneró cualquier intento desesperado de su adversario. Las gradas comenzaron a irradiar su bronca. La desilusión se apoderó de 60 mil almas, y la impaciencia se trasladó a un equipo abatido animicamente dentro del verde césped. Finalmente, a los 44 minutos, la furia de los hinchas acabó antes de tiempo con el partido y las chances de uno de los gigantes argentinos.

Futbol Champagne, Noticias de Futbol, Ligas de Futbol, Copas de Selecciones