El diferente

Posted on March 24, 2009 
Filed Under Entrevistas

Diego Forlán, una de las caras más destacadas de la selección, comenzó este martes los trabajos con la selección uruguaya de cara a los próximos partidos de Eliminatorias. Tímido, sincero y extremadamente unido a sus hermanos, el futbolista toma recaudos a la hora de hablar acerca de su vida privada.

El delantero de Atlético Madrid está segundo en la tabla de goleadores de la Liga de España detrás del camerunés Eto’o y se prepara para encarar los próximos encuentros ante Paraguay y Chile. Hijo de Pablo Forlán, campeón de América y del mundo con Peñarol en 1966, se consolidó como futbolista en Independiente de Avellaneda tras no tener las oportunidades esperadas en el fútbol uruguayo.

Forlán un jugador diferente. Por su clase en el juego y por la forma en que maneja su imagen fuera del terreno de juego. Tiene un nivel que está por encima de la media del futbolista uruguayo –habla cuatro idiomas- y su corrección hace que se lo respete dentro y fuera de la cancha.

-¿Sintió que en Uruguay fue relegado por no tener el perfil habitual de un jugador de fútbol?
-No. En Uruguay no tuve muchas oportunidades y cuando me di cuenta que no las tenía opté por irme a Argentina. Pero para nada. En ese momento, optaron por otros jugadores y me pareció bien, lo entendí e intenté buscar caminos por otro lado.

-¿Le perjudicó ser de otro ambiente?
-No… yo que sé. Obviamente siempre hay cargadas capaz por venir de Carrasco. Profesionalmente respeto a mis compañeros, sean de donde sean. Yo, me lleve muy bien o muy mal con algún compañero, dentro de la cancha los trato de la misma manera. Después, afuera, me voy a dar con quien quiera, nada más.

-¿Cuál fue el mayor cambio cuando pasó al fútbol argentino?
-Vivía en una pensión del club. Nada que ver, de vivir en mi casa con mi familia pasé a una pensión. Era algo totalmente distinto. Pero fue una experiencia diferente, linda y estoy contento por vivirlo en ese momento. En Uruguay no vivía del fútbol y cuando me fui a Argentina era solo el fútbol. En Montevideo estudiaba, iba al club, entrenaba, jugaba… tenía varias actividades aparte del fútbol, que no era lo primordial. En cambio cuando me fui a Argentina vivía por y para el fútbol. Fui a eso y entonces lo disfrutaba.

-¿Cuánto le ayudaron los estudios en su llegada a Europa?
-Obviamente que me ayudó mucho, el tema de los idiomas también. De chico escuchás a tus padres y a mi madre, fundamentalmente, que insistía mucho con el tema del inglés, que lo hiciera… y hoy estoy agradecido infinitamente. Porque podés llegar a cualquier país y tenés la forma de comunicarte con la gente. Poder llegar a Inglaterra y no sentirte un extraño. Estás integrado, podés hablar con los compañeros.

-¿Cuál fue la estrella más humilde con la que compartió el vestuario?
-(David) Beckham para lo que mueve es un tipo muy sencillo, con el que te llevás bien. Hay muchos… hay de todo. Manejan tanto que es difícil ponerse en el lugar de esas estrellas. Pero generalmente, la mayoría, en el día a día siempre son buenas relaciones. Antipáticos hay, como todo.

-¿Cómo era su relación con Juan Román Riquelme en Villarreal?
-Con Román bien. Tuvimos momentos mejores que otros. Pero siempre tuve una buena relación con él. Por momentos hablábamos más, por momentos menos, pero siempre me llevé bien

-¿Tiene amigos en el fútbol o conserva las amistades de toda la vida?
-En el fútbol tengo muy pocos. Con Gabi (Gabriel) Milito me llevo mucho y Leandro Ávila de Argentina es muy amigo mío también. Con Simao tenemos también una gran amistad. Hablo mucho con Luis Suárez, es un muy buen pibe. También últimamente hablo seguido con ‘Bochita’ (Mathías Cardacio). Además, por ejemplo, con Diego Pérez no hablo tan seguido pero tenemos una muy buena relación. Después tengo sí a mis amigos de toda la vida: los hermanos Méndez. Uno tiene mi edad y el otro un año más. El ‘Ruso’ y Andrés. Ellos vivían en Punta Gorda, pero los conozco del colegio y del club. Era la dupla con el ‘Ruso’ en el Lawn Tennis. Competíamos a ver quién hacía más goles. Él era muy buen jugador también

-¿Siente que cambió la concepción del futbolista?
-En Europa es diferente a Sudamérica. En Europa se los respeta un poco más y en Sudamérica va cambiando… pero no es lo mismo. Va de a poquito el cambio. En Europa se lo trata de otra manera al jugador. Es una profesión respetada. No te digo que es como un señor, pero sí se los respeta mucho

-¿Se define como goleador, como estrella o como buen jugador?
-No me gusta definirme (risas). Prefiero que lo haga la gente eso. Yo estoy agradecido por los elogios y me encantan, pero siempre todo depende de cómo andes el fin de semana. Y ahí es cuando tenés que estar tranquilo. Tranquilo cuando recibís todos los halagos pero también cuando las cosas no van bien. Yo siempre trabajo de la misma manera, cuando las cosas salen y cuando no también.

Fuente: Observa.com

Be Sociable, Share!

Comentarios

Leave a Reply




Futbol Champagne, Noticias de Futbol, Ligas de Futbol, Copas de Selecciones