El príncipe Robert

Posted on August 10, 2008 
Filed Under Futbol Argentino

Robert Flores debutó con un gol en la primera de River Plate y parece darle la razón al periodismo argentino: llegó el sucesor de Enzo Francescoli, el nuevo príncipe “millonario”.

La historia de Robert Flores tiene varios puntos de comparación con Enzo, no solo un parecido físico y futbolístico. Ambos emigraron jóvenes de su país, sin haber jugado en Peñarol o Nacional, y sin mayor gloria en la selección uruguaya.

Cuando Enzo dejó el Montevideo Wanderers que lo puso en primera división para enrolarse a River, la prensa argentina e incluso los hinchas desconfiaban del supuesto crack. Enzo era muy joven, tenía 22 años, y en aquella época los jugadores no se iban tan rápido de su país.

Su debut en primera fue contra Huracán, el 24 de abril de 1983. River ganó 1 a 0. Enzo jugó más o menos, y en los partidos siguientes directamente jugó mal. Los hinchas decían que no jugaba tanto como en la selección (los uruguayos dicen que nunca jugó tan bien en la selección como lo hizo en River) y que en el club era cada vez era peor. Tan así, que los dirigentes quisieron venderlo al América de Cali, cuando terminó esa temporada.

Francescoli se negó. Sabía que podía rendir más y cumplir con el público. 

Logró convencer a los dirigentes y poco a poco, en base a buenas actuaciones, alcanzó la meta. La temporada 1985/86 fue la mejor: el equipo salió campeón, fue figura y goleador. Los dirigentes cambiaron de opinión: ahora no querían venderlo y buscaban la forma para retenerlo: las ofertas por el flaquito, desgarbado, parecido al hoy Robert Flores, aparecían una atrás de la otra. 

Enzo fue a Francia, al Racing Matra, un equipo sin pena ni gloria. Luego fue a Italia, jugó en equipos que peleaban por no descender, y volvió a River unos siete u ocho años después. Con la selección ganó un torneo juvenil y su última consagración fue una Copa América, en 1995, en Montevideo. Con River, tras su regreso, ganó una Copa Libertadores.

Se retiró en River como un verdadero ídolo, adorado incluso por el más grande de los futbolistas e hinchas de Boca Juniors: el mismísimo Diego Armando Maradona.

El ídolo ahora es una mochila para Robert Flores. Todos hablan de él como el sucesor de Enzo. Llegó con ese mismo cartel de crack y la responsabilidad de cumplir en una liga exigente. Empezó bien: hoy, en su debut, hizo el gol del empate ante Colón de Santa Fe. Jugó bien y nada más.

Ser el nuevo príncipe depende de él.

Be Sociable, Share!

Comentarios

Leave a Reply




Futbol Champagne, Noticias de Futbol, Ligas de Futbol, Copas de Selecciones